Macarrones sicilianos al pesto rojo

Macarrones sicilianos al pesto rojo

Bueno, esta semana otra de pasta, ya que al preguntarle a Consu qué hacíamos, ella me ha apuntado rápidamente que esta semana no habíamos comido pasta.

Esta receta es muy sencilla y se hace en el mismo tiempo en el que mi hijo se hace caca en la espalda, un peo (mezclar comida y heces…no bien). Esta vez la he sacado de un blog, directo al paladar, que suelo visitar frecuentemente donde hay una gran cantidad de recetas y consejos. Tengo que decir que la receta ha sufrido modificaciones fruto de vivir en un pueblo y no haber tenido claro qué iba a cocinar hasta última hora y es por eso que no he sido capaz de encontrar albahaca fresca y queso Parmesano, así que me he tenido que conformar con albahaca seca y queso Grana Padano. Tengo que decir que sin estos ingredientes ha salido muy buena, por lo que la tendré que volver a preparar, pero esta vez con albahaca fresca, que seguro que sale mejor. Ya de entrada me estoy informando sobre la albahaca para ver si es peligrosa para los gatos, no sea que mi Lola se ponga mala, ya que seguro que le pega un mordisco a la planta. ¡Viva el autocultivo!

Puntuación: 7,83/10 (quién dijo miedo). Conclusión, la repetiremos pero con albahaca fresca.

Solomillo con calabaza y almendras

Solomillo con calabaza y almendras

Hoy ha tocado una de cerdo, concretamente una receta con solomillo ibérico y ha estado espectacular. Llevo toda la semana dudando sobre si iba a tener éxito o no, ya que la carne va muy especiada y una de las especias protagonistas es el comino, no siendo yo muy fanático de su sabor, así que he reducido en un tercio el contenido que venía en la receta, y ha quedado genial (para los gustos de esta casa).

La receta la he sacado nuevamente de un libro de Mikel López Iturriaga, pero esta vez de su libro “Las recetas de el comidista“, aunque también esta disponible en su blog. Los tiempos de horneado los he tenido que modificar un poco ya que mi horno es de gas butano y la temperatura viene definida por un complejo sistema: Llama grande = muy caliente, llama pequeña = no tan caliente. Pero salvando ese pequeño escollo, ha salido todo genial.

Puntuación: 8,2/10 (afinando, porque yo lo valgo). Conclusión, se va a repetir sí o sí.

 

Macarrones con salchicha, champiñón y ajos tiernos

macarrones con salchicha, champiñones y ajos tiernos
Este ventoso domingo de enero he escogido un plato de pasta que he sacado del libro que me trajeron los reyes magos este año en casa, concretamente el libro de Mikel López Iturriaga “La cocina pop de el comidista”.

La elección de un plato de pasta ha sido porque a Consu es el ingrediente que más le gusta del mundo mundial y este no ha sido menos, no es una receta para perder la cabeza pero es distinta a lo que estamos acostumbrados en casa, ya que nunca había cocinado con vermut blanco y mostaza y le da un punto muy bueno a la receta, y al llevar leche evaporada en lugar de nata hace que no sea empachoso.

Puntuación: 7/10 (partiendo de la base de que se supone que he ejecutado bien la receta). Conclusión, se puede repetir.

La receta del domingo

Por aquí una vez más y espero esta vez no dejar pasar tanto tiempo entre entrada y entrada, más que nada porque ahora tengo la presión de la gandula de mi novia que se acaba de abrir un blog y no para de animarme a que escriba, así que no la puedo defraudar.

Tengo varios proyectos en mente, y este es uno de ellos, hacer una receta nueva cada domingo. Me gusta cocinar, siempre me ha gustado, pero desde que nació mi hijo apenas lo he hecho y esta va a ser mi excusa perfecta para obligarme a hacerlo, el blog. Todos los domingos que esté en casa me he comprometido con Consu a hacer una receta nueva e iré contándola por aquí, así saco dos beneficios, el primero, probar cosas nuevas y el segundo, practicar la cocina que es algo que me encanta. El objetivo no es hacer un recetario, sino dejar constancia de lo que vamos probando y de si está bueno o no, para saber si se puede repetir.

Así que, señores, queda inaugurada la categoría de “La receta del domingo”.

7 semanas 7

Ya soy papá.

Cambia la vida y no poco, de un plumazo el centro de tu universo se trastoca, todo se tambalea, las emociones se agolpan y por mucho que te has mentalizado, que lo has repetido en tu cabeza y que lo sabías, no eres consciente de lo mucho que todo cambia hasta que ocurre, o al menos, eso me ha pasado a mi. Pero cuando consigues centrar la cabeza y abres los ojos sólo queda felicidad si bien es cierto que, en estas 7 semanas que han pasado desde su nacimiento, a duras penas he podido disfrutarla ya que he estado más preocupado de que él y su madre estuvieran bien que de otra cosa, pero cada día se disfruta un poco más de su compañía, se van diluyendo los miedos y sólo va quedando una preocupación, hacerlo bien.

Por cierto, se llama Diego, y creo que de aquí en adelante será importante en mi Blog ya que es el gran protagonista de mi vida y su madre y yo simples actores secundarios, esperemos que la película sea buena.

Un Mes!!!

He vuelto!! He regresado, ya vuelvo a tener control sobre mi casa!!!

Tendrán que pasar lustros antes de emprender un nueva nueva obra en mi casa. Ha sido apocalíptico, casi todo lo que podía salir mal ha salido, pero hemos sobrevivido, hemos perdido salud durante el camino, se han roto ilusiones, pero seguimos aquí, ya puedo estar sentado en el sofá de mi casa sin que la mierda me coma, sin escuchar a extraños merodeando por mi vivienda. Y si yo estoy feliz, mi gata ni os lo podéis imaginar, ha estado enclaustrada en una habitación por todo un mes, sin poder salir, y de ese mes una semana encerrada en la penumbra de una habitación en casa de mis suegros, como si de un prisionero de Azkaban se tratase, pobre Lola, ya todo ha pasado, vuelve a ser la reina de la casa y nosotros, nosotros sus criados.

Ahora viene la segunda parte de todo esto, si, la obra ha durado un mes, un mes en el que toda nuestra atención estaba centrada en la obra, pero el mundo no se ha parado y la barriga de Consu ha seguido creciendo y septiembre esta aquí ya y no tenemos casi nada aún, por lo tanto, no desaparecen los agobios, ahora son otros, mas bonitos y que si ilusionan, así que la próxima semana dará comienzo la ardua tarea de ponerlo todo en orden, de momento, ha llegado ya el pedido del cochecito y la cuna, ergo ya tengo tareas, montarlos para comprobar que esté todo correcto.

En fin, comienza la cuenta atrás, se acerca el final de una vida tal y como la conocemos para dar lugar a una nueva que cambiará un gran número de vidas.